Te gusto? Únete a nosotros!

viernes, 19 de abril de 2013

Me da pena…pero, soy fotógrafo automático!.

Algunas personas suelen sentirse inseguros ante la idea de asistir a un curso de fotografía y quedar como neófito con los demás participantes, a veces ni siquiera se detienen a pensar que tal vez las otras personas en el curso también estén en cero.


Para todas esas personas que quieren participar en nuestro curso y que se comunicaron conmigo compartiendo ese temor, hoy les voy a compartir en 5 sencillos consejos para sentirse más seguros al hacer fotografías…
 

El primer consejo: Redescubrir el mundo.

Cuando se es un bebe, el mundo es un lugar desconocido, todo lo que hay en él es nuevo, es maravilloso, es interesante; sin embargo conforme aprendemos y descubrimos el mundo, las cosas dejan de maravillarnos.

Fotografía de No baby Ruth.

Para aprender fotografía es necesario volver a aprender a descubrir el mundo que nos rodea; si son padres y han llevado a un bebe pequeño a un parque, entonces han visto como se comporta en un lugar nuevo. Se detiene a tocar e incluso a probar todo lo que descubre, así tenemos que hacerlo nosotros.
Como hacerlo?
Desafortunadamente a los adultos nos cuesta trabajo resetearnos, estamos saturados de información y nuestros sentidos han descartado la información que le parece trivial, para poder prestarle atención a lo que en realidad parece ser importante, como el tráfico, los peligros de la calle, el clima, el celular, etc.



Cuando hacemos fotografías se hace patente esta realidad, y es evidente cuando revisamos las fotografías en la computadora que no vimos el bote de basura en el fondo, o que no nos percatamos que la ropa del niño estaba rota, o que tenia sucia la cara.


Lo único que debemos hacer es prestar atención con calma, aprender a observar en vez de mirar.
 

El segundo consejo: No observes el mundo desde arriba.

La mayoría de adultos que usan una cámara lo hacen desde su propia altura, reafirmando lo que les dije previamente, ven el mundo desde su punto de vista; pocas veces se nos ocurre ponernos en cuclillas, o sentarnos en el piso al fotografía a un niño.


A veces con solo levantar la vista al caminar por la calle, descubrimos detalles en los edificios que no habíamos visto antes; de igual manera si cambian su punto de vista al hacer una fotografía, convertirán lo que solía ser ordinario en algo extraordinario y nuevo.
Como hacerlo?
Pueden empezar por doblar una sola pierna para hincarse con ella, mientras dejan la otra pierna con la rodilla hacia arriba, para que les sirva de punto de apoyo.


A partir de este punto hagan fotografías girando a los lados y hacia arriba, se sorprenderán de los resultados.
 

El tercer consejo: Un poco más de cerca.

Con las cámaras digitales modernas hemos aprendido a usar el zoom, de esa forma no es necesario movernos desde nuestro lugar, para obtener una fotografía de nuestro hijo que juega en la arena.


Esta práctica presenta un problema que pocas veces se toma en cuenta, cuando aumentamos el zoom, también aumentamos la posibilidad que nuestra imagen salga movida.

image

Si en vez de aumentar el zoom, nos acercamos a nuestros hijos, las imágenes empezaran a resultar más nítidas casi desde el primer intento.


Además descubriremos un efecto conocido como bokeh en nuestros retratos, me refiero a un hermoso fondo fuera de foco, lo que hace que nuestro modelo luzca más claro.
Como hacerlo?
Desde luego para estar más cerca es necesario dar algunos pasos, sin embargo si se encuentran demasiado cerca podrían experimentar algunos problemas para enfocar, esto se debe a la distancia mínima de enfoque.
Cada longitud focal tiene una distancia mínima desde la cual puede enfocar, si tiene problemas dan un paso hacia atrás y repitan el proceso, hasta que la cámara logre enfocar.
 

Cuarto consejo: No ubiquen a su modelo al centro del cuadro.

No pretendo hablarles de composición fotográfica, ni de reglas ni nada por el estilo, únicamente les diré que si realmente quieren obtener fotografías que parezcan encuadradas por un profesional, solo deben colocar a su modelo en un punto fuera del centro.

Fotografía Valencia.

Se trata de una técnica de composición denominada regla de los tercios, la cual nos ayuda a obtener imágenes visualmente agradables.
Como hacerlo?
Una forma sencilla de lograrlo es evitar el centro a toda costa, al principio podría parecerles extraño, pero conforme se acostumbren, descubrirán las posibilidades creativas que les ofrece hacerlo.


Dividan la escena empleando dos líneas horizontales paralelas y dos verticales paralelas, de esta forma obtendrán 9 recuadros y cuatro punto en las esquinas que forman el recuadro del centro, ubiquen a su modelo en alguno de estos puntos; incluso si el horizonte es parte de la escena, este debe aparecer sobre alguna de las líneas horizontales, no al centro
 

Quinto consejo: No se conformen con una sola fotografía.

Este consejo es válido solo mientras aprenden; una vez que han aprendido a hacer mejores fotografías, podrán hacer una o dos fotografías de la misma escena sin caer en la lista de cosas que no se debe hacer como fotógrafo. Para experimentar aprendan a usar el modo ráfaga de la cámara.


Las personas hacen una sola fotografía por qué no se han fijado realmente de lo que están haciendo o porque tienen prisa; así que antes de empezar a hacer fotografías, deben disminuir la velocidad, bajar el ritmo, si vamos más lento podremos ver lo que antes nos perdíamos por las carreras.
Como hacerlo?
Si recuerdan el primer consejo fue re descubrir el mundo, volver a aprender a ver; sin embargo si no aprenden a ir más lento no lo lograran.

Ejemplo del uso del modo rafa con algo de edición.

Cuando tomen su cámara para fotografiar algo que les ha llamado la atención, deben tratar de pensar en lo que están haciendo, concentrar su atención en los detalles, observar detenidamente la escena y tratar de recordar únicamente los consejos dos, tres y cuatro. Se sorprenderán de los resultados.
 

Comentario final.

Después de lo que les he explicado previamente ahora si entenderán mi comentario final. Cualquiera puede tomar su cámara, apuntar, disparar  y capturar lo que está sucediendo frente a sus ojos; pero no cualquiera puede “observar todo lo que está ocurriendo desde un punto de vista diferente, sin perder los detalles”, no cualquiera puede crear fotografías con la plena conciencia de lo que está haciendo.

Si lo logran ese es el primer paso, para dejar de ser un fotógrafo automático…lo ven, se los dije no es tan difícil.

Suerte.

1 comentario:

Paula Álvarez Bargados dijo...

Hola José,

¡Felicidades por tu entrada! Personalmente me ha parecido muy reveladora. Siempre me ha encantado el mundo de la fotografía, aunque hasta ayer no había tenido una cámara adecuada que me permitiera hacer fotos con una calidad aceptable. Ahora se me plantea un problema:Aprender nociones básicas para sacarle partido. Buscando he encontrado tu blog, el cual creo que me será de gran utilidad.

Recientemente he iniciado un blog de psicología, así que, ¡Podemos leernos! Un saludo.
http://paulaalvarezbargados.wordpress.com/