Te gusto? Únete a nosotros!

martes, 18 de junio de 2013

Luz continua o Flash.

El día de ayer, cuando publique sobre las herramientas de la luz, un lector del Blog me pregunto, mi opinión sobre la iluminación continua en comparación con los flashes. Mi respuesta fue simple:
“No soy experto, solo puedo decirles que en la iluminación continua obtenemos lo que vemos, mientras que con una unidad de flash se requiere cierta habilidad.”
Web Posting Images

Créditos: Michael Britt and Samy’s EDU

Desde luego es mi apreciación, la cual se limita a mi experiencia personal con iluminación artificial, podría ser limitada; sin embargo esta pregunta me hizo querer saber más, por lo que me puse a investigar, esta publicación es el resultado de lo que encontré…
 

Identificar cada uno.

Antes de empezar tenernos que ponernos de acuerdo, sobre la terminología:

Al parecer hay cierta libertad al referirse a las unidades de Flash, pues hay quienes les dicen Stobos, Speedlights, Flashguns, unidades de flash, e incluso algunos solo le llaman flash a la unidad integrada en la cámara; situación que me hace dudar sobre cómo se deben denominar apropiadamente.

Así que disculpen si en alguna parte de este articulo los usos de manera indistinta.
Ahora bien, como luz continua podemos considerar cierto tipo de luz artificial que nos ofrece una iluminación continua; a pesar que antiguamente se empleaban focos de tungsteno balanceados, hoy en día es posible encontrar modernos sistemas de iluminación de focos fluorescentes, balanceados a la luz del día.
 

Iluminación continúa.

Tal vez nosotros estemos preocupando por las tonalidades que obtendremos en la imagen, ya sean azulosas o rojizas, sin embargo cuando se habla de iluminación continua, el principal problema es el calor que generan.
A pesar de que los equipos se han modernizado, el calor que generan sigue siendo una incomodidad, sobre todo si estamos fotografiando personas. Aquí debo hacer una observación, algunos foros afirman que con la iluminación moderna esto ya no es tan cierto.
Por el momento y para evitar el sudor en las fotografías, tendrán que considerar un buen sistema de ventilación o de refrigeración.
Su principal ventaja consiste en que este tipo de iluminación nos permite ver con todo detalle como lucirá en la fotografía la luz que incide sobre nuestro modelo, así como las sombras que se han creado, además no estamos forzadas a respetar la velocidad de sincronización del flash, podemos disparar a la velocidad que queramos.
 

Iluminación por Flash.

Sobre la iluminación continua no puedo hablar mucho, por que como todos ustedes saben estoy empezando con los Flashes; así que lo que voy a decir a continuación podría estar viciado por mi actual proceso de aprendizaje o simplemente porque a mí me gusta lo que he visto con unidades de Flash.

Lo cierto es que si investigan en Internet sobre luz continua y sobre unidades de Flash, podrán confirmar lo que les diré.

Al usar Flashes encontraremos más variedad de equipos y accesorios disponibles en el mercado, para usar con Flashes. Desde luego no hay que ser científico para saber que emiten menos calor y que por lo general son más brillantes que las luces continuas.

Si quieren ser más exigentes podemos decir que con un flash podemos controlar de una manera mas precisa el balance del color que con la iluminación continua.

Estos equipos son más usados en la fotografía de retratos. Estas unidades suelen estar calibradas para emitir luz similar a la luz del día a unos 5,500K. Con un Flash podemos modificar la luz del ambiente con mucha facilidad.
Y además suelen ser más pequeños y fáciles de transportar a una locación externa.
 

Entonces?.

Creo que ambos sistemas ofrecen diferentes opciones y que a cada quien podría parecerle interesante un sistema sobre el otro, lo cierto es que no podemos emitir un juicio imparcial sin haberlos probado…y aun después creo que el resultado será debido a la preferencia personal.

Si están leyendo esto porque tienen dudas sobre incursionar en un sistema o el otro, entonces podrían tomar esta decisión basados en la dificultad de aprender a usar cada una de ellas.

Sin temor a equivocarme puedo asegurarles que es más fácil aprender a trabajar con luz continua que con flashes. Además no necesitas tener una zapata caliente para poder usar este tipo de iluminación, ni equipo de radio, ni cámaras caras.
 

Hagamos un resumen final.

Ahora vamos a tratar de hacer una lista para cada sistema, en la que incluiremos pros y cons:
Luz continúa:
  • Es más barata.
  • Podemos usar el sistema de medición de la cámara.
  • No necesitamos radios ni equipo de disparador.
  • La potencia de salida es limitada.
  • Es muy caliente.
  • Es difícil mezclarla con luz ambiental.
  • Siempre hay riesgo de incendio si se sobre calienta.
Flashes:
  • Podemos congelar la acción.
  • Puede imponerse fácilmente a la luz ambiental.
  • Requiere algún sistema para ser disparada.
  • Se recomienda el empleo de un equipo adicional para medir la luz.
  • Podría ser muy brillante en ciertas condiciones.
  • Suele ser más cara para un principiante.

 

Comentario final.

No sé si a ustedes les aclaro el panorama, a mi definitivamente me ha permitido ver cuál es el camino que debo seguir, al menos por el momento: me refiero a los Flashes. La luz continua podría ser una opción cuando aprenda a trabajar con ella y pueda tener una opinión propia y no basada en la experiencia de terceros.

Por el momento me parece mucho más interesante lo que se puede lograr, a pesar de la complejidad que ya hemos comentado.

Así que hoy prefiero los Flashes o speedligts, o como gusten llamarlos,…

Suerte.

1 comentario:

Rafael Valdez dijo...

Muchas gracias por tu publicación , por muchos de los motivos que ya mencionaste compre luz continúa, y pienso poco a poco introducirme al mundo de los flash , cuando tenga ambos sistemas , se pueden combinar? Qué beneficios o en que situaciones se recomenda esa mezcla,saludos